lunes, 26 de septiembre de 2016

Barranco de Aguaké, Antoñana. Álava.

Se termina el verano y este año especialmente se nota mucho la escasez de agua en nuestros ríos. Nuestro compañero Jose Antonio García de Excursiones y Aventura, nos propone realizar este corto y divertido descenso.





Ficha técnica

Acceso desde: Antoñana.
Combinación de coches: Innecesaria. 
Aproximación: Inmediata y evidente.
Retorno: Según salimos del barranco a mano derecha, una senda bien maracada.
Horarios: 1 min. acceso, 1h / 1:30 h. descenso, 30 min. retorno
Cuerdas: 1 x 20. 
Caudal: Permanente. 
Equipamiento: Bien equipado.
Escapes: No es necesario hasta llegados al segundo rápel de 4 metros, pasado este hay uno a la izquierda por una subida evidente (de hay se realiza el salto de 8 metros). Otro más justo al final del último rápel por la derecha.
Epoca recomendada: Todo el año en función del caudal y de nuestra experiencia. 







Nos acompañan los más pequeños de la casa, como siempre encantados y con ganas de diversión.


Jose conoce como la palma de su mano este barranco. Frente al primer rápel, nos explica las diferentes posibilidades que nos ofrece. Antaño se podía saltar desde la derecha pero un desprendimiento lo impide. Podemos rapelar por la cascada o hacer un medio salto desde una instalación en un árbol a la izquierda del cauce.


Estamos en septiembre y este año se nota el estiaje mucho más que en años anteriores. El caudal es pequeño pero suficiente para limpiar las pozas.  


Hoy nos acompañan padre e hijo.... ¿quién lo diría? 



Primer contacto con el agua saltando a mitad del rápel. Podemos tocar suelo, así que hay que flexionar las piernas. Pasado este punto tenemos unos 300 metros sin ningún interés que realizaremos por fuera del cauce, pasando por un campo de labor a la izquierda, hasta un punto evidente de entrada.  


Volvemos al agua y encontramos el primer salto. Se hace desde la piedra encajada junto a la cascada, evidente y fácil. También se puede rapelar.



En este primer salto hay que tener cuidado por la estrechez entre paredes, por lo demás cubre lo suficiente.... y hay que llevar el casco... un pequeño olvido.   


Jose nos muestra pequeños saltos para sacarle todo el jugo a los apenas 200 metros de este barranco. Es muy importante comprobar las pozas primero. Enseguida llegamos al "famoso salto Sasitroka", de ocho metros de altura; la joya del barranco. Un invento de Excursiones y Aventura.


Este salto se realiza desde la izquierda del cauce, subiendo por una empinada rampa de tierra. El salto es encajonado, lo que da una sensación de inseguridad. Pero ningún problema, la poza cubre bastante y hasta un niño de 10 años lo hizo. 




Nos queda la parte final. Disfrutamos del bonito paisaje. 


Justo antes de la cascada final, exactamente donde se encuentra la persona en aparente actitud de saltar (foto inferior), deberemos destrepar por la izquierda y NO HACER SALTO puesto que no cubre nada. Ojo porque a vista de barranquista parece claramente un salto. ¡Comprobar las pozas es imprescindible!


Última oportunidad de divertirse. Jose nos asegura el paso para descender por la derecha hasta un bonito tobogán.



Esta preciosa cascada es un lugar mágico y lleno de belleza. El tobogán o rápel se pueden repetir por un acceso evidente. También se puede saltar, pero hay que ir entre vegetación algo precariamente. 



Para los más pequeños y para los que no quieran hacer el barranco, un buen baño mientras nos esperan. Llegar a esta poza es muy fácil y cómodo desde la localidad de Antoñana, un bonito paseo bien señalizado. 



Difícilmente se le puede sacar más partido a este bonito día. Muy recomendable para principiantes o como complemento en la zona. 

Dejamos a continuación un vídeo de nuestros amigos de Sasitroka Canyoning Taldea.




Una vez más agradecer a Jose Antonio Garcia por los ratos inolvidables que nos hace pasar.


Salida organizada por:




Sakon Espeleología Navarra
Texto y Fotos de Oscar Sicilia.




No hay comentarios:

Publicar un comentario