miércoles, 25 de noviembre de 2020

Extraescolares de escalada y espeleología 2020. Noáin, Zulueta, Navarra.

Seguimos trabajando con l@s niñ@s en nuestras extraescolares en escalada y espeleología, esta vez bien equipados gracias a la financiación de la Federación Navarra de Espeleología. Este año todavía quedan plazas vacantes. Niñ@s a partir de 5 años. Para más información contactar con el club.

 

Este año como novedad, hemos realizado nuevos circuitos para la práctica de adultos y niñ@s, pasamanos, péndulos, fraccionamientos, combas, tirolina, paso de nudos, etc...


 

Con la financiación de la Federación Navarra de Espeleología, hemos podido adquirir equipo nuevo para la práctica de nuestros deportes.



 

Este año, por los motivos que todos conocemos, nos sobran plazas para las extraescolares. Podéis pedir información de horarios, precios, etc a través del club.


Nuestro objetivo principal es que aprendan las técnicas básicas en nuestros deportes, de una forma divertida, entretenida y segura. Para aquell@s que lo deseen, también formamos en competiciones en espeleología. 



Sakon Espeleología Taldea Noain Elortzibar
 

lunes, 23 de noviembre de 2020

Sima Ipetea I y II, Abaurrea Baja, Valle de Aezkoa, Navarra.

 Vuelven l@s viej@s amig@s, los buenos momentos y lo mejor... vuelven los trabajos en el club. Continuamos explorando en la localidad de Abaurrea Baja en Navarra, donde gracias a la colaboración de l@s vecin@s del valle, están saliendo nuevas simas.

 


Recientemente un perro de caza cayó a una de estas simas, en el término de Ipetea, muy cercano a la cueva de Mauletxea, ya relatada en este blog. Esta nueva sima, Ipetea 2, salió por el paso de un tractor en un trabajo de desbroce. Así, con esta noticia, decidimos visitar el lugar y realizar una prospección.

 

Sima de Ipetea I 




 

 Esta sima está vallada para su protección, ya que se encuentra muy cerca de la pista. A parte del vallado, tuvimos que desbrozar para poder acceder a su boca.

 

 

 


 En su descenso, no observamos ninguna instalación antigua, con lo que suponemos que la sima es virgen, puesto que hace falta realizar un fraccionamiento evidente. Por parte de los vecinos tampoco hay constancia de su exploración.



Como solemos decir en espeleología, "nuestro gozo en un pozo". Gozo, que hay que decirlo, no solo es por la emoción de la exploración, son muchas cosas más, volver a reunirnos entre amigos, recuperar nuestro trabajo, poner en práctica los entrenamientos y sobre todo.... el cosquilleo de la aventura y del infinito y el más allá.

 


Esta vez, como otras muchas veces, nuestro trabajo termina en una colmatación natural de depósitos del exterior que han sedimentado en la base de la sima, eso sí, con su correspondiente cúmulo moderno de basura humana, muy habitual y común.

 



 



Realizamos una prospección de los sedimentos en busca de huesos, insectos, etc... La posibilidad de continuación de la sima es totalmente nula.

 

 

 

Así pues no nos queda otra que volver al exterior, misión terminada por hoy. Profundidad aproximada de 20 metros.

 


 

 

Sima Ipetea II


 


 
Muy escondida entre la vegetación, su boca es de pequeño tamaño y muy probablemente en un año o dos "desaparecerá" tapada por la maleza. Decidimos no bajarla puesto que recientemente fue descendida por los Bomberos de Navarra para el recate de un perro de caza. Su profundidad estimada es de unos 30 metros.

 

 

https://www.noticiasdenavarra.com/actualidad/sociedad/2018/11/04/rescatado-perro-sima-abaurrapea/786611.html
 

 Y como siempre, los mejor del día entre nosotros, realizar nuestro deporte ciencia, y si es entre grandes amigos, mejor que mejor. Otro bonito día para recordar.

 


 

Sakon Espeleologia Taldea Noain Elortzibar

Texto de Oscar Sicilia. Fotos de Rebeca Ugal.

jueves, 29 de octubre de 2020

En memoria de Mikel Zabalza Hernández y sus compañeros.

Es muy duro hablar del dolor por la pérdida de seres muy queridos. La tragedia que se llevó a Mikel Lasa, Tontxu Gonzalez, Diego Maeztu y Mikel Zabalza en un barranco en Suiza, ha sido nuestra peor pesadilla. Pero es justo recordar... quiénes somos, quiénes fuimos y en qué soñamos. 

 

 En esta entrada de blog queremos hacer un homenaje a uno de los socios fundadores de nuestro club, Mikel Zabalza, sin el cual este club posiblemente no existiría o no hubiese sido como es ahora. Es el momento de hablar de todo lo que nos importa como deportistas y soñadores de nuestros deportes, hora de no olvidar, de recordar y de sentir pasión.

 

 Impresionante sentir que cuando lo que importa es la cadena y de repente nos faltan varios eslabones... todo el resto del engranaje se fusiona para ser uno solo....

  

   Compañeros, os llevaremos siempre en el corazón y como dijo un amigo, "solo vais unos rápeles por delante de nosotros".

 

 Mikel, en un momento de la vida donde nos sentíamos dioses de nosotros mismos, con todo el tiempo para disfrutar, explorar, hacer deporte, divertirnos con la montaña, explorar sus rincones... de repente apareciste tú por casualidad, y en uno de esos rincones de lo más inesperados: en el interior de una cueva. Desde entonces hasta hoy y para siempre.

 

 Decidimos unirnos en grupo con más amigos para realizar nuestros deportes, nos organizamos y con eso animamos a más compañer@s a disfrutar de "nuestros secretos" y nuestras pasiones; así nació el club.

 

 Pero antes de formar el club, recordar todos los años que pasamos de grandes aventuras, cuando nos unía la sed de explorar lo desconocido.  

 

La llama y la pasión por la naturaleza, el deporte, la exploración, la cadena de amistades.... fue tan y tan fuerte que creó un nódulo de personas que creían en algo.... barranquismo, espeleo, escalada, etc... Hablamos de pasión por nuestros deportes, de compartir, explorar y sentir todo lo que vivimos bajo tierra, aire o agua.


Si algo te enseña la sed de aventuras, es que sin amigos no hay nada, nada, nada...

 

 En aquellos años casi nada nos daba miedo, porque si un compañero pasaba una estrechez, el siguiente también pasaba y así el resto del equipo. Al contrario, aprendimos a jugar con el miedo y a educarlo, para que fuera eficaz. Y así, aprendimos a disfrutar de los tesoros de la naturaleza.

 

Y cuando alguien se adentra en sí mismo y se supera a través del deporte y la pasión por explorar, se convierte en "un Dios"... o al menos duerme como tal esa noche.

 

Cuando una pasión te llama profundamente, es inútil oponerse a ello. Lo sabíamos y nos dejamos llevar. Y entrenando junto a otr@s compañer@s llegaron las grandes aventuras.

 

 

Lo que para otros parecía "peligroso", para nosotros era "divertido". Pero sabíamos lo que hacíamos y no estábamos locos.
 
 
 
 
 
 Muchas veces, cuando volvíamos al coche después de una larga aventura y ya de camino a casa, uno de nuestros compañeros solía decir: "Bueno, ahora empieza lo más peligroso del día... coger el coche y conducir."
 
Esta frase quería decir algo más que lo evidente. Todos sabíamos que nuestra actividad entrañaba un riesgo, pero esa posibilidad estaba sobradamente compensada con la pasión que nos movía. Sabiendo que la vida puede ser cruel, nuestra elección era escoger nuestro momento y lugar preferidos donde mirar al destino cara a cara.

Finalmente llegó la especialización de los diferentes componentes del grupo. Unos en barrancos, otros en espeleología, ferratas, etc... así fue como nos separamos, amigo, cada uno eligiendo su motivación para seguir al filo de lo imposible.

Y así fue como nos despedimos, sin previo aviso, sin un adiós y como suele pasar sin esperarlo y quizás en el momento más improbable. La montaña se llevó a nuestros queridos compañeros mientras realizaban en una actividad aparentemente sencilla, donde nada se podía imaginar.

La vida os abandonó justo allí donde vamos a estar muchos de nosotr@s en nuestra siguiente aventura, porque amamos la montaña. Ella nos da algo tan grande que merece la pena estar a su lado y sentirla como una de las cosas que nos hace ser felices, aun con los riesgos que podamos encontrar, no nos van dejar en casa en el sofá.

 

Vuestros pasos fueron los nuestros y vuestro camino junto a nosotr@s no quedará jamás en el olvido. La vida poco a poco es una lección cada vez más dura, pero cada vez más llena gracias a los amigos que nos acompañaron. Ahora nos toca a nosotr@s ser fuertes y seguir la senda que nos dejasteis marcada.
 
Para siempre, compañeros, en el corazón hasta nuestro final.
 
 
 
Sakon Espeleologia Taldea
 

sábado, 17 de octubre de 2020

Los riesgos en espeleología. Entrevista de Raúl Meda.

 Entrevista de Raúl Meda (sección de deportes de los Informativos de Antena 3 Tv), a un compañero de nuestro club el  pasado 30/09/2020.

 



lunes, 12 de octubre de 2020

Cueva de Sastarri o Sagastarri, Sastarriko Kobea. Ataun, Gipuzkoa.

Visitamos esta bella cavidad llena de leyendas de la mitología vasca de la mano de un personaje lleno de historia. Se trata de uno de los colaboradores de Joxemiel Barandiaran (1889-1991), Mikel, quien desde los seis años de edad fue uno de los exploradores punta en los trabajos que se realizaron en aquellos años. Y por si alguien lo duda... sí, hoy en día sigue explorando las entrañas de su mágica tierra.

 

L@s espeleólog@s no solo visitamos la cavidad como turistas, hacemos otras muchas cosas: buscamos posibilidades de continuación por grietas, rincones y techos, miramos donde pisamos por si hubieran restos arqueológicos, buscamos en las paredes grabados, pinturas, arañazos, interpretamos las topografías realizadas por otr@s compañer@s, recogemos la basura humana en la medida de lo posible, sufrimos e identificamos el deterioro de formaciones, observamos la fauna interior, valoramos los posibles restos óseos sin tocarlos ni moverlos, fotografiamos y compartimos con especialistas en las diferentes materias y ponemos un "etc" largo largo.

Como turistas, ¿cómo deberíamos la visitar la cueva? Pues por todo lo expuesto anteriormente, no merece la pena arriesgarse en ninguna situación que pueda dar como resultado un accidente. No merece la pena salirse del camino evidente de paso. No merece la pena "explorar" nada, está todo explorado y aquello que falte por descubrir corresponde a los clubs en colaboración con los especialistas. Hay que pensar que todo aquello que toquemos o modifiquemos, pierde su valor científico. Finalmente, salirse del camino evidente solo lleva al deterioro de algo tan bello como frágil y conservado en el tiempo.

En ocasiones no podremos evitar pisar gours o formaciones. En ese caso debemos hacerlo por el lugar más usado para su paso. Debemos evitar, siempre que podamos, tocar las formaciones. Entre otros motivos, porque nuestro desprende unas grasas naturales que pueden alterar el crecimiento de la formación. A parte está claro que tocándolas las mancharemos y podemos romperlas.

 

 

Desde la distancia y jugando con las diferentes luces de nuestros frontales, podemos jugar a realizar bonitas fotografías y llevarnos un buen recuerdo del lugar que visitamos. Escuchar el silencio, observar los muchos detalles que nos ofrece el mundo subterráneo.

 Otra recomendación muy importante, el entorno de la cavidad es lugar de pastoreo para los ganaderos de Ataun. Ovejas latxas, caballos y vacas pastan libremente. Debemos respetar los rebaños y NO LLEVAR PERROS SUELTOS.

Explorando otras cavidades del lugar, identificamos otro tipo  diferente de maltrato a nuestro patrimonio subterráneo; el arte "campestre".

Aunque podamos pensar que "tienen su gracia", no deja de ser suciedad y maltratar una cavidad. Podríamos estar pintando encima de verdadero arte rupestre, grabados finos que apenas se ven, tinturas rojas casi inapreciables... Tened en cuenta que en el pasado ha ocurrido con especialistas entendidos, que por error humano topografiaron encima de arte rupestre.... es solo un ejemplo. Imaginad lo que podríamos destruir para siempre. Así que ni firmas, ni corazones, ni fechas, ni arte campestre, por favor...... 

 

 

 

 Todos los ejemplos anteriores de arte "campestre", están recopilados en diferentes cavidades del lugar. Si a todos los que visitamos una cueva nos diera por pintar lo que vemos, estaríamos destrozando las posibilidades de que realmente, algún día, enriquezcamos nuestro patrimonio cultural con verdadero arte rupestre.

Los verdaderos exploradores de estas cuevas y simas no alardean de ello. Nunca dejaron sus firmas ni fechas en las paredes. Pero siguen visitándolas para observar con tristeza, que muchas veces no las respetamos.

 

 Los posibles "tesoros" que existieron en estas cavernas fueron en muchos casos expoliados, como en tantas y tantas otras, ¿por qué? Pues porque si encontramos algo que nos gusta, nos lo llevamos, lo queremos para nosotros y para nadie más. Lo conservamos en nuestras casas como si de un tesoro se tratara, pero en verdad, hemos quitado a la ciencia, una maravillosa oportunidad para entender nuestro pasado.


Así ahora solo nos queda escuchar aquello de "dicen que aquí hubo esto, o lo otro, que un día existió..." dicen que dicen pero ya no existe y las palabras se pierden en el tiempo.


El interés de entrar en una cueva, debería basarse simplemente en contemplar su boca, allá hasta donde la luz natural y la prudencia nos lleve. Conocer sus mitos, leyendas, su historia, pasear por sus bosques o sus senderos señalizados. Y si nos adentramos más en ella, seguir siempre el sendero balizado o el camino evidente.

Y si lo que os gusta es explorar de verdad, bajar simas, estrechos pasos, barro abundante, rozaduras por todo el cuerpo, portear equipo por la montaña y horas de sudor, no lo dudéis, contactad con vuestro club local de confianza. Ell@s sabrán daros verdaderos trabajos de exploración, de hecho, como pasa en otros menesteres, siempre hacen falta nuevos candidatos. 

 

 

En homenaje a aquell@s que llevan toda una vida explorando,  siguen en ello y nos guiarán en nuestro futuro.


 

Sakon Espeleologia Taldea Noain 

Texto y fotos de Oscar Sicilia.