lunes, 27 de julio de 2015

Sima-mina de Alzola, Zabaleko Zulotoa, mina de San Fermín. Río de leche de luna. Zumaia











Esta sustancia  debe su nombre a una cueva del monte Pilatos en Suiza. La leche de luna era conocida en el siglo XVI.


La cavidad donde se encontró se llama Höhle Mondmilchloch (Caverna de la Leche de Luna) y la sustancia fue usada para el tratamiento de úlceras en la piel y de distintas "fiebres", también como cosmético, en los tres siglos siguientes.


















Está constituida básicamente por calcita. La leche de luna fue
hallada posteriormente en cuevas de varios países europeos,
en América, en el sudeste asiático, en África y en Australia. En
marzo de 2004, un grupo de espelólogos anunció que un año
antes había encontrado el primer río de leche de luna del

planeta en una cueva del macizo de Ernio,  Sin entrar en polémica, dicho descubrimiento ha sido puesto en duda por la comunidad espeleólogica.






Parece que el componente fundamental de la leche de luna de Alzola es la Gibsita, lo que acompañado de su estado semisolido, hacen de esta mina un lugar único.
La cavidad es una sima-mina, de la que se sacaba lignito, entre 1971  y 1924, se registraron 112 concesiones, (minas).  Oficialmente, la  primera data de 1844 y en 1913 se llegó a sacar de la zona el 94% del lignito de toda la provincia, con un total de 22.286 toneladas














En varias ocasiones habíamos intentado localizar esta sima, pero sin éxito, ya que las coordenadas del Estudio de Aranzadi no llevan a ningún sítio, y además quedan lejos. Creemos que es preferible no poner nada, a dar una información falsa, pero cada uno sabrá….

Gracias a un compañero de Guipúzkoa pudimos visitar la cavidad.
Se trata de una sima-mina en la que la mina conecta con la sima. Esta ha sido una zona con abundante actividad minera y quedan abundantes bocas por la zona. El fenómeno del moonmilch no es exclusivo de esta mina ya que se da en otras de la zona.























Por fin estamos en la boca de la sima. Parece que la mina puede ser la antigua mina “San Fermín”. Tenemos dos opciones para entrar, y como no lo tenemos muy claro nos dividimos y entramos por las 2,  y tal y como suponíamos nos acabamos juntando. En la topografía que tenemos faltan bastantes galerías, pero como estas describen un patrón claro, no hay mayor problema. Vamos viendo un poco de moonmilch hasta que llegamos a una galería de la que surge el “río de leche”. Sencillamente indescriptible, una sensación como hacía tiempos.




























Tenemos dudas por dónde continuar y mientras que unos vamos de avanzadilla el resto  espera en un cruce reconociendo los alrededores Encontramos unas galerías de tonos impresionantes con  blanco sobre el negro del carbón que hacían el lugar muy especial, curiosas formaciones y ríos de colores.


















 Vuelta al moonmilch, oposición en las paredes y para delante, todo un espectáculo. Intentamos no pisar y en su defecto hacerlo lo menos posible ya que en algún momento es inevitable para avanzar. Festival de colores. Ahora para arriba; por la derecha, mira esta; impresionante!!!





 Seguimos descendiendo y pese a un equipamiento deficiente, llegamos al fondo de la sima, donde aún nos esperan bellos rincones. Al final y tras casi 7 horas salimos a la superficie con la sensación de quedarnos cortos. Pero todo lo bueno se acaba.
Personalmente disfruté como hacía tiempo y creo que mis compañeros también.
Esta es una cavidad única, que sin duda hay que cuidar y respetar. Como bien sabemos así hay que hacer con todas pero en este caso particular más si cabe










             De esos días que llegas a casa con una gran sonrisa….



.


            







   Texto y fotos......................... Oscar y Joseba

No hay comentarios:

Publicar un comentario