jueves, 30 de octubre de 2014

Antonen Koba, Ataún






Recientemente, y acompañados con miembros de otro grupo, estuvimos en esta preciosa cavidad de Ataún llamada Antonen Koba. Situada muy cerca del pueblo de Ataún, sorpende entre medio del típico bosque las tres entradas "en medio de la nada", sin una "aparente explicación geológica"... Según la topografia que hemos consultado, bién podria ser la unión de dos cavidades cercanas entre sí, pero a mi forma de ver, todas las entradas tienen aparentes signos de una actividad hidráulica importante. Quizás la entrada por Antonen Koba pudo ser un manantial y las simas cercanas un rebosadero...




                                                                     Antonen Koba

Antonen Koba sorprende por su belleza en medio del típico paisaje de la zona... en su entrada encontramos el talud artificial construido con piedras, que según cuentan realizó el vecino de la localidad, Sr. Anton, para tener una pequeña repisa de tierra donde covijarse de la lluvia... debia ser un rebaño pequeñito porque no se si cabrán más de 20 ovejas... jijiji eso a ojo de cocinero, jijiji

En un pasado anterior al Sr. Antón, una rampa de unos 30 m. de pedrera facilmente descendible, conducirian al agua tan necesaria para la vida con lo que pudo ser un lugar muy fácilmente habitable o utilizado como refugio. Las simas cercanas no hacen sino dar más fantasía a este lugar, creando claraboyas de luz que alumbran la sala interior...


                          
                     Leiza Mortala, la más grande de las dos simas, elegimos para inicio de nuestra aventura, dejando instalado en Antonen Koba la cuerda para nuestro regreso.



                                                  A Kali le falta tiempo para ser el primero...



                                                     Kali in the tipical "cono de derrubios"



                                                      La famosa piña de Bob Esponja....



                       Preciosa sala de bienvenida que ocupó buena parte de nuestra tarde



                                              Algunos creo que volvieron a ser como niños....






                                                            El lugar sobrecoge....





                        Y siempre hay cosas nuevas que descubrir como en todas partes si se mira bién...






A esta altura la sima ya nos tiene a todos enamorados.... que bonito es tener siempre nuevos sitios que descubir...




Pero condición humana, alguno quiere más.... jijiji






 En esta segunda sala de Antonen Koba encontramos varios agujeros en el techo con continuidad aparente, alguno con bellas formaciones que "cuestionarian" su exploración en favor de no romper sus formaciones, pero otros que apatece subir en una próxima visita...




                                                  La comunicación entre las simas y Antonen Koba se realiza por una semi gatera sin ningún problema ni perdida, y la sala que nos precede es también de gran belleza... pero tras una rápida visita y por problemas de tiempo decidimos marcharnos, no sin antes encontrarnos con el último e inesperado resalte de unos 3 metros que tienes que desescalar o escalar en función del sentido de tu marcha.... paso fácil pero ojo


 
Después solo queda la rampa ascendente de pedrera hasta justo el talud de Anton, por el que se ha de subir 2 metros en vertical hasta la salida... facil y bonito...



                                 Que ganas quitarse los cacharros....   pero..... volveremos.... !
 




                                    Mas Información




La visita a esta cavidad es de mucha dificultad y en ningún caso se debe afrontar el riesgo de intentar visitar sin los conocimientos necesarios ni los permisos federativos correspondientes

No hay comentarios:

Publicar un comentario