lunes, 11 de septiembre de 2017

Sima del Agua, capítulo 2. Conexión freática con el río Erro, Navarra.

Tras la fuertes y ansiadas lluvias de este fin de semana muchos ríos y regatas se han activado. Ejemplo de ello es nuestro amado río Erro, pero de eso nos vamos a enterar algo más tarde...



Nos reunimos el "Snotz Team" últimamente ampliado y por suerte mejorado. Antonio del Grupo de Espeleo Akelar como siempre lidera el grupo.


Esta vez no venimos a explorar nada, tenemos que reforzar la instalación de bajada para el trabajo de los espeleo-buceadores, a parte vamos a medir el lago a petición de los mismos.


La roca que rodea la sima es margosa, o sea, caliza de mala calidad, que se rompe fácilmente. En este tipo de roca no ponemos nunca anclajes expansivos tipo Spit, Parabolt, etc. sino auto-enroscables tipo Multi Monti. 


En concreto seis tornillos de 140 mm de largo y 12 de ancho, una seguridad total, además Antonio se trabajó una instalación en la sima para quitarse el casco.




Nuestra primera sorpresa. El lago está subido de nivel y turbio, hasta con espuma.


Foto de arriba, ayer domingo. Foto de abajo, hace un mes y medio.


La idea de medir la profundidad del lago nos ha salido mal. Al subir el nivel y enturbiarse el agua, no vemos por donde meter el invento apañado de Antonio.


Mercedes indaga con los pies dónde podría estar el pozo del lago pero va a ser muy difícil. 


No nos vamos a ir sin probar el invento de Antonio: una simple caña con un peso apropiado. El sistema, aunque rudimentario, funciona. Para empezar nos echamos unas agradables y bonitas risas. Ya solo por eso mereció la pena sacar la caña.


Fracasado el intento de medir el lago que nos parecía más profundo, nos vamos a la otra parte de la galería donde se encuentra el otro paso inundado.




En este tramo de la galería también ha subido el nivel del agua, además de turbia. Mercedes entra en la zona inundada y se lleva una sorpresa; al no tocar pie nota una corriente interior que le arrastra un poco. 


Lo que conocimos en una visita anterior, como unos lagos transparentes y plácidos ahora se han convertido en turbios y con corrientes de aguas. Estamos desconcertados. Con la turbidez del agua y las corrientes, la idea de bucear los lagos se vuelve difícil.


Desilusionados y confundidos, puesto que esperábamos encontrar estos lagos a su nivel más bajo, vamos a visitar el río Erro a su paso por esta localidad y ¡sorpresa!, el río Erro ha renacido y viene turbio a causa de todo un verano de estiaje. Ahora las probabilidades de que sima y río sean una misma cosa nos deja de mejor humor. Cuesta mucho progresar en nuestros trabajos, tanto que ahora estamos otra vez muy muy contentos.





Sakon Espeleologia Taldea
Texto y fotos de Oscar Sicilia

No hay comentarios:

Publicar un comentario