martes, 3 de noviembre de 2015

Atxipi´ko Lezea, Sima de Atxipi. Ilarduia - Eguino. Alava

En el año 1979 el Grupo Espeleológico Alavés (G.E.A.) exploró y realizó la topografía de esta cavidad cercana a la cueva de la Leze. 



   Patas de elefante características de esta cavidad.

Entre los macizos de Albéniz y Atxipi, un pequeño torrente de agua ha formado un cañón kárstico de unos cincuenta metros de longitud antes de sumirse completamente y resurgir en Porraipi´ko Goba, muy cercana a la localidad de Ilarduia.




Datum ETRS-89 HUSO 30 WGS84
X 558712 -  Y 4748288 - A.s.n.m. 855m

Video de la entrada a Atxipi por la sima realizado por nuestro compañero Oscar de Sasitroka





En nuestra subida final y antes del último resalte rocoso previo al final de la sierra, justo en la intersección del cauce, encontraremos la sima que conecta con el final del barranco. Es el acceso más directo para visitar la cavidad. 


Necesitaremos una cuerda de 50 metros y buscar la instalación en el lado opuesto del que venimos, bordeando la sima por su parte izquierda. Un Spit y un árbol mediano sirven de cabecera. Luego encontramos un fraccionamiento evidente.  


A la derecha de la sima el sendero remonta en fuerte pendiente para pasar al otro lado de la sierra. A la izquierda nos queda el barranco. Deberemos pasar al otro lado y bajar al cauce.


Antes de adentrarnos en el barranco y a la izquierda del mismo, tenemos una galería fósil de gran envergadura.


 

La cavidad se estrecha hasta conectar con una galería amplia que desciende unos 30 metros en rampa hasta llegar a un pequeño lago que en estiaje se convierte en una balsa de barro. El agua sobrante del lago, se sume en una pequeña sima impenetrable. En la parte superior escalamos artificialmente un conducto que a los pocos metros se obstruye.

Enlace a la Galería Fósil de Atxipi 

La visita a esta parte de la cavidad es recomendable solo hasta la llegada al lago. Llevar una barca, mojarte o llenarte de barro no merece mucho la pena por lo corto de su continuación. Para la bajada de la rampa necesitaremos una cuerda de 15 metros para su parte final.


De vuelta al cauce encontramos el primer tramo del barranco.



Durante los meses de verano y otoño, sería la época más recomendable para visitarla; podemos bajar con el buzo de espeleo y unas botas para el agua, pero en temporada de lluvias y deshielo haría falta un neopreno.


Inmediatamente encontramos el salto principal de unos 15 metros. Aquí el suelo es extremadamente resbaladizo. Necesitaremos una cuerda de 30 metros anclada a un árbol y usaremos los metros finales para unos pequeños resaltes. 



Cada vez el barranco va ganando mayor envergadura y belleza. La anchura de sus paredes va de 3 a 6 metros jalonado de pequeños resaltes resbaladizos. 


En la confluencia con la sima es donde las paredes toman mayor envergadura.


Vista de la sima sobre nuestras cabezas. 


Llegados a este punto hemos reinstalado los pequeños resaltes hasta la "Sala de las Reuniones". Los diferentes elementos que utilizó el G.E.A. estaban muy oxidados. Si NO hemos bajado por la sima, tendremos que utilizar tres pequeñas cuerdas, la mayor de 8 metros para los diferentes resaltes que encontraremos. 




Jesus en el Barranco de Atxipi en el 2007


Bajando por la sima con la cuerda de 50 solo necesitaremos una cuerda de 8 metros para un resalte final. A parte de los resaltes instalados encontraremos otros sin instalar los cuales deberemos valorar para el retorno. Son resbaladizos pero buscando bien hay las presas adecuadas.

                                


Durante este corto recorrido las paredes toman su mayor altura observando grandes bloques empotrados a más de 15 metros de altura en sus paredes. Enseguida llegamos a la "Sala de las Reuniones".


Denominada así por la multitud de conductos y galerías que confluyen en ella. Es de grandes dimensiones con techos que pueden llegar a los 30 metros de altura en algunos puntos. La sala desciende entre grandes bloques sedimentados hasta que podemos observar nuevamente el cauce del río que esta vez confluye con el cauce subterráneo denominado "Aporte Lateral", evidente en la parte baja de esta sala.


Justo antes de esta intersección y a la izquierda, observamos una escalada de unos 5 metros por una colada que luego continua en fuerte pendiente denominada "Galería del Tobogán".



 En un punto evidente de la subida encontramos una intersección de caminos denominada punto "R" en la topografía. A la derecha encontraremos un pequeño paso bajo por el que accedemos al "Piso Medio" que a su vez desemboca tras 80 metros en el "Aporte Lateral"


 y justo a la izquierda del punto "R" encontramos también un paso pequeño a media altura que nos conduce a un bonito gour. Al final del mismo y subiendo por una estrecha rampa de pequeños bloques llegamos al "Piso Superior".    



Esta rampa es angosta pero el resultado merece la pena. Una amplia sala de unos 20 metros de longitud con dos elegantes estalactitas cilíndricas recubiertas de mond-milch que recuerdan a unas patas de elefante. Era el motivo principal de nuestra visita.

                              


La sala está justo encima de la "Sala de las Reuniones" y conecta con la misma por mediación de varias pequeñas simas. Retornando al punto "R" proseguimos la "Galería del Tobogán" que continua subiendo hasta un bonito paso, esta vez de bajada.



Llegados a este punto la Galería del Tobogán no ofrece mucho interés. Termina en un paso estrecho que comunica con un pozo de 17 metros en cuya base está el final del "Aporte Lateral". Ahora lo más recomendable es volver a bajar hasta la "Sala de las Reuniones" para tomar desde su comienzo la galería del "Aporte Lateral"



El recorrido por esta galería en sus inicios es de pequeñas dimensiones teniendo que reptar y pasar pequeños pasos estrechos no por ello poco atractivos.



A unos 50 metros encontramos la unión con el piso medio a través de una pequeña sima de unos 10 metros y en medio una ventana que continua con el "Aporte Lateral".


La subida hasta la ventana es fácil trepando unos 4 metros. 




Ahora la galería se torna de mayores dimensiones con pasos de gran belleza, siendo esta la parte más bonita de toda la cavidad junto con las patas de elefante situadas el el Piso Superior. 


Cauce seco en estiaje del "Aporte Lateral"





En la parte final de esta galería encontraremos unos bonitos pasos estrechos pero de fácil resolución.

^Pasada esta estrechez llegamos al final de la galería donde escondidos encontraremos las formaciones más bellas de Atxipi.









Escondidas en una zona baja se encuentran estas bellas formas invertidas desafiando toda gravedad posible








Algunas muy insunantes y caprichosas...


Volviendo a la Sala de las Reuniones nos queda para un futuro la continuación del cauce que se vuelve a sumir en un salto de 25 metros en la galería denominada "Rio Abajo" en la cual no hemos estado...  tras el salto de agua y a unos 100 metros, el río se sifona y tras 125 aproximadamente de desnivel resurge en Porraipi´ko Goba.

Participantes en las diferentes visitas:
Jesus, Joanes, Josean, Edgar, Mikel, Ibai, Ion, Oscar de Sasitroka y Oscar Sicilia.

Texto y Fotos de Oscar Sicilia.

Especial agradecimiento a Manu Ortiz de Villalba

5 comentarios:

  1. Hola a tod@s, especialmente a Oscar.

    Veo que habéis trabajado pero que muy bien.

    Manu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Ha sido trabajo de todos... Y lo que queda!, porque ya dicen.... Una cavidad no acaba.... Se abandona jiji
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar